HISTORIA

EL PATINAJE EN ESPAÑA:

El patinaje sobre ruedas tiene una historia reciente, el primer patín de ruedas parece que fue inventado por un misterioso belga, que se llamaba Merlin en 1960, pero durante mucho tiempo el patinaje sobre ruedas no tuvo una entidad real, limitándose a ser un sustituto de su hermano mayor el hielo en las épocas de verano.

Con los comienzos del presente siglo comienza a popularizarse el patín con ruedas metálicas y se inicia el hockey sobre ruedas en Inglaterra.

En 1945 se celebra el primer campeonato del mundo de Patinaje Artístico y Danza sobre ruedas, donde la mayoría de los ganadores eran afianzados patinadores de hielo.

En España, el patinaje artístico se inicia en la modalidad de ruedas en Barcelona en la desaparecida pista del Iris Park, y en los jardines del Parque del Retiro en Madrid, pero puede decirse que no es hasta el año 1941 en la también desaparecida pista de la calle Mallorca de Barcelona donde se inició el patinaje artístico como tal.

 La primera pista especial y exclusiva para patinaje se construyó gracias a la labor de Don José María Ceballos; fue la del Club Patín de Hockey de la plaza Calvo Sotelo que se inauguró el 6 de Enero de 1945.

 Del 14 al 17 de Agosto de 1946, se celebraron los primeros Campeonatos de España de Patinaje Artístico, donde se proclamaron campeones de España, José Gosalvo en individual masculino, María Caño en individual femenino y Marcela Trullols y Jaime Viñas en parejas mixtas.

En aquella ocasión fueron invitados los campeones del Mundo y Europa, Ursula Wehrli, Karl Peter, Elvire Collins, Fernand Lemans entre otros.

La evolución de este deporte fue muy lenta en nuestro país, así hasta 1956, no se creo la primera Escuela de Patinaje Artístico, en la misma pista del Club Patín.

El verdadero impulso se produce en el año 1958; un conocido patinador italiano, sub-campeón del mundo en individual y en parejas, es contratado por la Federación Española de Patinaje y en Barcelona se crea una verdadera escuela elevando enormemente el nivel técnico de los patinadores, sus discípulos fueron hasta la década de los sesenta las figuras seseñeras del patinaje español y de sus entrenadores. Piero Barresi, ha sido uno de los mejores entrenadores españoles, y ha sido la base sobre la que se ha sustentado el patinaje español; Edurne Echevarrieta, Monserrrat Viadé, los hermanos Esther y Fredy Gil son algunos de los discípulos de tan brillante escuela.

En el año 1963, se presenta en el Campeonato de España Infantil una niña de corta edad procedente de Santander; se llamaba Cionín Villagrá, su entrenadora una perfecta desconocida, es Nelly de la Fuente ; la niña pasa totalmente desapercibida, su entrenadora sin embargo no pierde un momento y se vuelven a Santander con un bagage de lo visto en el campeonato. Al año siguiente la niña se proclama campeona de España Infantil y ya no dejará de serlo en las diferentes categorías hasta su retirada.

 Se crea la escuela montañesa (Santander), que será la gran competidora de Cataluña durante la década de los setenta; figuras como María Milagros Penagos, Inmaculada Domínguez brillaron con luz propia dentro del patinaje español e internacional. Asunción Villagrá ocupó además un lugar de privilegio en la élite mundial, siendo subcampeona del mundo en 1975, habiendo sido tercera del mundo en 1973 entre otros muchos puestos meritorios en campeonatos y test internacionales.

 La tercera gran escuela, aunque a distancia de las anteriores surge en Madrid, en 1960 en los Campeonatos de España que se celebran en la ciudad de Piera; una pareja de madrileños causa impresión por su elegancia, son Carmen Fernández y Ernesto Rodríguez, al año siguiente vuelven a proclamarse campeones en Alicante y dejan el patinaje amateur al ser contratados por la revista sobre hielo “Holyday on Ice”, cuando al cabo de unos años Carmen Fernández vuelve a Madrid e inicia la enseñanza del patinaje, y después debido a la conexión de Nelly de la Fuente con Madrid se crea la Escuela Madrileña , con María Carmen Martínez, Anunciación de Diego y sobre todo Fernando Leña. Al trasladarse a Salamanca Carmen Fernández, se inicia allí en el año 1967 la Escuela Salmantina , que tuvo uno de los mejores patinadores españoles: José Ramón Álvarez (Campeón de España doce veces consecutivas y Campeón de Europa), además de otras buenas figuras.

Como podemos observar, el patinaje se ha diversificado y difundido entre las diferentes ciudades españolas con puntos muy fuertes en toda Cataluña, Santander, Madrid, Galicia, etc.

 En la Junta de comunidades de Castilla la Mancha , el patinaje se asomó tímidamente a la ciudad de Cuenca, donde en 1972 se inauguró el pabellón polideportivo con una exhibición de patinaje, al año siguiente se celebraron los campeonatos de España, así como diversas exhibiciones de patinadores de Cataluña, Madrid, pero no llegó a cuajar en ninguna de sus modalidades, debido fundamentalmente a la inexistencia de técnicos locales, con lo cual desapareció antes de haber florecido.

 En Toledo se iniciaron gestiones para implantar este deporte en el año 1978 por parte de Fernando Cotón entrenador madrileño, peros dichas gestiones no llegaron a cuajar. Es en el año 1981 cuando José González Grueso, entrenador de Valencia, gestiona con el concejal de Deportes D. Fernando Fernández Gaitán la construcción de una pista de patinaje en el Polideportivo Municipal de Palomarejos, en el año 1982 se aprueba el presupuesto para la construcción, pero no es hasta Junio de 1984 cuando se termina dicha pista, empezando la escuela Municipal de Patinaje a funcionar en Julio de 1984 a cargo de D. José González Grueso con un número de 75 alumnos, actualmente el número ha incrementado exponencialmente existiendo la práctica del patinaje en numerosos colegios, pueblos, asociaciones deportivas, clubes y escuela municipal de Toledo, además de la existencia del patinaje en otras provincias de la comunidad de Castilla la Mancha.

EL C.D.PATINAJE ARTÍSTICO DE TOLEDO:

El Club Deportivo Elemental de Patinaje Artístico de Toledo fue constituido el día 15 de Abril del 2002 en cumplimento del D.111/96 de 23 de Julio, siendo su ámbito de actuación de carácter local.

 El Club inició su actividad deportiva en el mes de Octubre del 2002, entrenando al aire libre en la pista exterior de la Escuela Central de Educación Física de Toledo, cedida de forma desinteresada por el Patronato Municipal de Deportes de Toledo.

Durante el año 2002 el Club entrenó en dicha pista los viernes de cada semana, con el fin de que los patinadores de categoría nacional tuviesen mas horas de entrenamiento y así mejorar su rendimiento; aumentando el horario de los entrenamientos en los meses de verano para así conseguir un mayor nivel competitivo en nuestros patinadores.

En la temporada 2012 el club comenzó su andadura en solitario y todos los alumnos comenzaron sus entrenamientos únicamente a través del club, el cual abona las tasas establecidas al ayuntamiento de Toledo por la cesión de las instalaciones deportivas donde el club imparte del clases.

Las siglas de nuestro club han sido cambiadas de acuerdo con la nueva ley del deporte de Castilla la Mancha en el 2016 pasando ser CLUB DEPORTIVO PATINAJE ARTÍSTICO DE TOLEDO.